¡SALVAR LA TRAMUNTANA!

MANIFIESTO CIUDADANO A FAVOR DE LA PRESERVACIÓN DE LA SERRA DE TRAMUNTANA DE MALLORCA

A la vista de la situación actual y del modelo turístico vigente durante los últimos años en el entorno de la Serra de Tramuntana

y

ante la falta de acción e iniciativa por parte de la Administración para resolver muchos de sus problemas y amenazas,

un grupo de habitantes y amantes de la Serra de Tramuntana

ha redactado este manifiesto con la esperanza de que se adhiera a él el mayor número posible de personas, y que este movimiento civil contribuya a resolver algunos de los problemas expuestos en este manifiesto y enumerados a continuación:

QUEREMOS

  1. LA CONSERVACIÓN DE LA SERRA
  2. UN ENTORNO NO MASIFICADO
  3. UN TURISMO DE CALIDAD NO NECESARIAMENTE ELITISTA
  4. UN PAISAJE VIVO PARA UNA TRAMUNTANA VIVA
  5. PONER FIN A LOS ABUSOS
  6. UNA ORDENACIÓN DEL USO RECREATIVO-NO EXCURSIONISTA
  7. EL APOYO AL EXCURSIONISMO TRADICIONAL
  8. EL CUMPLIMIENTO DE LOS COMPROMISOS CON LA UNESCO

Conscientes de que la actual gestión de la Serra de Tramuntana no asegura en ningún caso su protección futura, aprovechemos estas elecciones para promover un consenso social y exijamos a los partidos un pacto por la Serra que sea capaz de dejar a un lado las diferencias políticas para que así, las generaciones futuras puedan disfrutar de una Serra tan diversa, tan sana y tan rica en tradiciones como la hemos disfrutado nosotros y nuestros antepasados.

QUEREMOS

1. LA CONSERVACIÓN DE LA SERRA

Somos conscientes de lo mucho que ha aportado a la isla de Mallorca y a sus habitantes el modelo económico basado en el turismo, y de que existe un debate en este momento en la sociedad acerca del modelo de desarrollo futuro de Mallorca. Nosotros, con este manifiesto, no pretendemos opinar acerca del desarrollo de la isla en su conjunto, pero querríamos evitar que el argumento del desarrollo turístico siga sirviendo de excusa para continuar destruyendo nuestro paisaje y nuestra cultura en la Serra de Tramuntana. Sabemos que es imposible volver atrás y recuperar la Mallorca del litoral virgen, pero todavía estamos a tiempo de salvar de la masificación o del abandono el espacio con más riqueza natural y cultural de Mallorca: la Serra de Tramuntana. ¡Salvemos la Serra y exijamos un pacto político para conseguirlo!

2. UN ENTORNO NO MASIFICADO

En la Serra de Tramuntana no se pueden repetir los excesos cometidos en otros lugares de Mallorca. No queremos que la visión oportunista y a corto plazo, unida a la pasividad institucional, acabe convirtiendo la Serra en un caso más de uso y turismo masificado que conlleve la destrucción irreversible de sus valores, su paisaje, sus tradiciones y la forma de vida mediterránea. Pensamos que la sociedad debe movilizarse para evitarlo. Ante la alarmante masificación de los últimos años no han surgido iniciativas relevantes para hacer frente a los problemas generados. Más bien al contrario, se está utilizando la Serra como reclamo turístico sin límite y sin importar cuáles sean las consecuencias que provoca en el entorno, en los habitantes y en el valor patrimonial del conjunto.

3. UN TURISMO DE CALIDAD NO NECESARIAMENTE ELITISTA

Queremos que se promocione un turismo de mayor calidad, interesado por los valores naturales y culturales, sin caer en la tentación del turismo de élite. Necesitamos que se adopten medidas correctoras para evitar el descontrol y los excesos, así como los permanentes problemas de movilidad y las grandes aglomeraciones. El modelo vigente en la Serra no hace más que desprestigiar nuestro futuro como destino turístico y devaluar nuestro entorno natural, cultural y patrimonial. Ya se sabe, “pan para hoy, hambre para mañana.”

4. UN PAISAJE VIVO PARA UNA TRAMUNTANA VIVA

Queremos que se desarrollen políticas agrarias específicas para la Serra de Tramuntana que contribuyan a que la payesía de la Serra pueda ser, de alguna manera y en alguna medida, rentable y sostenible, y que dichas políticas ayuden a mantener, aunque sea en parte, nuestro paisaje tradicional. No queremos ver más hectáreas de olivares centenarios morir, más bancales caerse y no repararse, más rebaños de ovejas desaparecer y una payesía prácticamente extinta, mientras las instituciones miran hacia otro lado y no desarrollan acciones para cambiar la tendencia. La Administración debe promover una efectiva gestión agraria y de los bosques y garrigas que dé empleo a nuestros payeses y margers. Con una Tramuntana viva y bien gestionada, sin duda hubiera sido menos grave el nefasto incendio forestal del 2013. Debemos apoyar los oficios tradicionales para conservar nuestro patrimonio cultural. Exigimos asimismo actuaciones decididas para la ordenación y la protección del litoral, la conservación de la biodiversidad marina y la recuperación de los recursos pesqueros y la pesca tradicional. Queremos que la Administración se implique y ponga los medios para que todo esto se pueda llevar a cabo. En este momento los medios materiales y humanos son definitivamente insuficientes.

5. PONER FIN A LOS ABUSOS

No queremos que la Serra sea el parque de atracciones de ningún colectivo. Desde hace años se dan casos de abusos y excesos en la Serra, algunos de los cuales son especialmente sangrantes. Aún existiendo una ley bien clara y definida en materia de contaminación acústica y de velocidad máxima permitida, muchos días y en especial durante los fines de semana, las carreteras de la Serra se convierten en un circuito de velocidad de grupos de motos de gran cilindrada, que infringen la ley y provocan gran perjuicio e inseguridad para los habitantes, para los visitantes y para gran parte de la fauna de la Serra. Todo esto ocurre sin que se haga nada para evitarlo. Y nos preguntamos ¿cómo es posible que se permita? ¿a quién habría que pedir explicaciones? Una cosa similar ocurre con el nuevo fenómeno de turismo de helicópteros, que produce un grave perjuicio para muchas aves, una contaminación acústica sin precedentes e incluso una intromisión en la privacidad de muchos habitantes. Éstos son tan sólo dos ejemplos concretos de los muchos abusos que se producen y que van en contra de los intereses generales de la Serra y de la imagen de la isla en su conjunto.

6. UNA ORDENACIÓN DEL USO RECREATIVO NO-EXCURSIONISTA

Además del excursionismo tradicional mallorquín y del excursionismo turístico, la Serra está sometida cada vez a mayor presión por parte de un creciente número de usuarios recreativos-no excursionistas: corredores y ciclistas de montaña, propietarios de perros, barranquistas, escaladores, espeleólogos, trialeros, turismo de golondrinas, etc. Y en muchos casos no existe ni una normativa clara ni una ordenación que contemple, regule, defina y en su caso facilite o limite estas actividades. Exigimos una ordenación y una regulación concreta y específica para cada actividad recreativa, así como los medios humanos y materiales necesarios para poder controlarlas. Estos nuevos usos de la Serra, de más o menos reciente desarrollo, tienen que ser compatibles con la conservación de los valores, la biodiversidad y la identidad de Tramuntana. Hace falta tomar conciencia de que no siempre todo es posible en la Serra.

7. EL APOYO AL EXCURSIONISMO TRADICIONAL

El colectivo del excursionismo residente ha sido uno de los más perjudicados por la reciente masificación de la Serra de Tramuntana. Antes, el excursionismo en Mallorca era una actividad que se desarrollaba en convivencia armoniosa con los usos y costumbres tradicionales y con los propietarios de las fincas de la Serra. Desgraciadamente, el aumento masivo del turismo excursionista y los usos recreativos no regulados ha provocado una situación que perjudica gravemente la actividad excursionista tradicional: se ha producido una reacción contraria por parte de gran número de propietarios que, argumentando salvaguardar sus legítimos derechos, han decidido limitar o cerrar los accesos a sus fincas. Ha llegado el momento de reconocer las diferentes necesidades y expectativas del excursionismo tradicional, el turismo excursionista y el resto de usuarios de la Serra. Pedimos a la Administración que reconozca esta situación y que con carácter urgente, por el bien del excursionismo tradicional, se emprenda una acción firme y decidida para negociar con propietarios y municipios y se elabore una extensa red de caminos que englobe caminos públicos, caminos en fincas públicas, caminos privados de uso público regulado y caminos privados conveniados. Exigimos un pacto político que ayude a superar la etapa del conflicto usuario – propietario, que perjudica a todos. La Serra debe poder ser disfrutada una vez más de forma armoniosa por todos aquellos a los que nos preocupa la conservación de sus valores.

8. EL DESARROLLO DE LOS INSTRUMENTOS Y LOS COMPROMISOS DE PROTECCIÓN

Desde el año 2010, la Serra de Tramuntana de Mallorca se encuentra protegida por tres importantes figuras de protección y conservación medioambiental: la categoría de Paraje natural, la Red Natura 2000 y la declaración de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Estas figuras de protección y conservación conllevan planes de gestión con pautas y objetivos claros para hacer de la Tramuntana un paisaje natural y cultural sostenible. Sin embargo, a día de hoy, debido a la escasa voluntad política, las dificultades de coordinación entre los diferentes órganos gestores y la insuficiencia de medios humanos y materiales, los planes de gestión se incumplen en multitud de puntos. Por el momento, estas figuras han servido más como reclamo turístico que como guía eficaz para proteger nuestro entorno. Por ello, pedimos a nuestros políticos que activen realmente estas figuras y que unifiquen la gestión de la Serra bajo un único organismo rector que dicte las estrategias y dirija los esfuerzos eficazmente, evitando duplicidades. Sólo así podremos pasar, de una vez por todas, de la protección sobre el papel a la conservación sobre el terreno.

RECONOZCAMOS QUE LAS COSAS NO VAN POR BUEN CAMINO, APROVECHEMOS ESTAS ELECCIONES Y EXIJAMOS QUE LA SERRA DE TRAMUNTANA NO SEA UN ARMA ARROJADIZA MÁS. EXIJAMOS A LOS PARTIDOS UN PACTO QUE SEA CAPAZ DE DEJAR A UN LADO LAS DIFERENCIAS POLÍTICAS PARA QUE, EN UN FUTURO, NUESTROS HIJOS Y NIETOS PUEDAN DISFRUTAR DE UNA SERRA TAN VIVA, TAN DIVERSA, TAN SANA Y TAN RICA EN TRADICIONES COMO LA HEMOS DISFRUTADO NOSOTROS Y NUESTROS ANTEPASADOS.

Firma la petición en Change.org

Este manifiesto cuenta con el apoyo de más de 170 personas provenientes de diferentes ámbitos de la sociedad y con multitud de puntos de vista. Les une principalmente su amor y preocupación por preservar el entorno y los valores de la Serra de Tramuntana, y su adhesión no les compromete mas allá de lo contenido en este manifiesto.

El grupo inicial de firmantes que promueven, se adhieren y avalan este manifiesto está compuesto por las siguientes personas:

Firmantes iniciales